Nutrias

Las nutrias son adorables criaturas que viven tanto en la tierra como en el agua y a menudo se les confunde con los castores. Viven, principalmente, en tierras cerca de cuerpos de agua, y cazan su comida tanto en el agua, incluyendo a los peces,  como en tierra, incluidas las aves. Son animales pequeños, con un promedio de cuatro pies de largo y un peso de hasta 30 libras. Existen 13 especies identificadas de nutrias en el mundo.

nutriasBasándose en restos fósiles primitivos, las nutrias existen hace por lo menos 30 millones de años, sin embargo el futuro de algunas de las especies está en peligro debido a la caza y la destrucción de su hábitat natural. Muchas de ellas no pueden encontrar suficiente comida para sobrevivir, o las aguas que las rodean son contaminadas, que da lugar a que enfermen y mueran.

A pesar de que son criaturas pequeñas comen bastante, y  pueden consumir hasta el 25% de su peso corporal cada día. Cuando una hembra nutria está amamantando consumirá aún más que eso.

Pasan alrededor de 5 horas al día buscando y consumiendo  alimentos. Las nutrias deben ser altamente adaptables para encontrar sus fuentes de alimentos, si su hábitat natural no les está proporcionando suficiente, entonces deberán trasladarse a una nueva ubicación.

dos nutriasLa anatomía de la nutria les permite hacerlo muy bien tanto en tierra como en el agua, y es una de las razones de por qué los investigadores creen que han sido capaces de adaptarse tan bien a los cambios en el medio ambiente. Puesto que no son completamente dependientes de estos hábitats para su alimentación o vida pueden cambiar sus hábitos y hacer frente a lo que suceda a su alrededor.

La mayoría de las nutrias son muy sociales y pasar buen rato con los demás. Son muy juguetones, por lo que la gente tiende a observarlos, algunas de sus actividades comunes incluyen subir colinas y deslizándose por ellas, luchar entre sí y crear herramientas de elementos de su entorno con las que juegan y utilizan para protección.

Dado que las nutrias viven en lugares tan diferentes, es fácil observarlas, sin embargo, se deben realizar más estudios acerca de sus habilidades de adaptación de supervivencia, amenazas de los seres humanos y otros animales, y su comunicación pues, todavía hay muchas cosas que no sabemos acerca de ellas.

Existen algunas nutrias en cautiverio y tienden a hacerlo muy bien en estos entornos, no son animales caros y se pueden cuidar bien. Abundante información ha sido recogida de las nutrias en cautiverio, por supuesto que esto ha creado tensión con diversos grupos defensores de los derechos de animales quienes sienten que la nutria no debería estar en cautiverio a menos que tenga problemas de salud que le impiden ser capaces de vivir por sí misma en la naturaleza.

Los esfuerzos, en los últimos años, para proteger a las nutrias han tenido éxito en su mayoría y, sólo una especie se mantiene en peligro de extinción en la actualidad, aunque un puñado de otras aún son consideradas vulnerables. Con estos esfuerzos de conservación existe gran probabilidad de que podamos ver a estas criaturas sobrevivir en el futuro.

A continuación algunos datos curiosos sobre las nutrias

La nutria marina puede vivir toda su vida sin salir del agua.

El pelaje de las nutrias es el más denso de todos los animales en la Tierra – un estimado de 1 millón de pelos por pulgada cuadrada, pues, a diferencia de sus compañeros mamíferos marinos, no tienen grasa para mantener el calor.

nutria en el rioLas nutrias son una de las pocas especies de mamíferos en la Tierra que utilizan herramientas para cazar y alimentarse. Colocan una roca entre su pecho y “axila” de una pata delantera y frotan las conchas contra estas para abrirlas.

La nutria es el único mamífero marino que captura peces con sus patas delanteras y no su boca.

Las nutrias deben consumir entre el 25 y el 40 por ciento de su peso corporal al día sólo para mantener el calor. Las nutrias marinas, por ejemplo, depredan a más 100 especies diferentes.

Si la piel de una nutria se ensucia, tendrá problemas para absorber el aire necesario para mantener el calor. Por lo tanto, la nutria es obsesiva por mantener su pelaje limpio y se acicalan, prácticamente sin parar, cuando no están comiendo o durmiendo.

Las nutrias marinas no migran lejos. Sus balsas (por lo general constan de un solo sexo) pueden variar desde tan sólo 10 miembros hasta un máximo de 1.000.

Con poblaciones que se estiman en cerca de 2.000, las nutrias marinas fueron cazadas ampliamente por sus pieles. A raíz de la prohibición internacional de la caza de estas nutrias, su número se recuperó significativamente en el siglo 20, en particular en las aguas del Mar de Bering y Alaska, su principal asidero. Aún así, siguen siendo clasificadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como “en peligro”.

Para evitar el distanciamiento mientras duermen, las nutrias marinas suelen dormir sosteniéndose por las patas.

Al igual que los osos polares en el Ártico, las nutrias son consideradas especies clave en los ecosistemas, ya que tienen una gran influencia en sus entornos. Por ejemplo, comen abundantemente erizos de mar, se alimentan de algas en gran abundancia. Estas poblaciones de erizos de mar son “controladas” por las nutrias marinas, y son vitales para que los bosques de algas marinas puedan florecer.