Sobre la caza de las nutrias

El concepto de la caza de la nutria se remonta a la década de 1700, de acuerdo a la información documentada. Si bien se cree que probablemente ocurrió mucho antes de que pueda ser probada con cualquier información existente, hay historias en muchas culturas sobre estas cacerías que continúan circulando entre las generaciones.

nutria europea en un troncoLos métodos tempranos de caza incluyeron dardos y flechas. Más tarde se establecieron trampas para capturarlas e incluso los cachorros eran atrapados y asesinados por su piel. De hecho, a menudo eran capturados primero, para que sus llamadas de socorro atrajeran a las nutrias adultas.

Más tarde se utilizaron armas de fuego para cazar a las nutrias, pero atraparlas en trampas siguió siendo la mejor manera de preservar las pieles de estos animales. Sin embargo, con el uso de armas de fuego más nutrias podrían morir en menos tiempo, también podrían ser cazados en el agua en vez de sobre la tierra. El deseo de la gente de todo el mundo de artículos confeccionados de nutrias aumentó significativamente los esfuerzos de caza.

En China las pieles de nutrias eran el estándar para la ropa de la realeza, y los que eran financieramente altos en el estado también las usaron. Esto no se limitó sólo a su sociedad, en muchos lugares, incluyendo los cabos de los Estados Unidos, los cinturones y fajas hechas de la piel de las nutrias fueron muy populares.

Las colas de las nutrias fueron utilizadas, a menudo, en artículos para los hombres, entre estos figuraban sombreros y cinturones, incluso algunos tipos de guantes para niños se han hecho de la piel de las nutrias.

A medida que el costo de estos artículos siguió aumentando más la gente dejó de comprarlos, otros hicieron un esfuerzo consciente para proteger a estos animales de la extinción. La introducción de la seda fue otra razón por la que el deseo de estos artículos hechos de nutrias disminuyó.

Hoy en día la caza de nutrias se ve seriamente limitada por la ley. El hecho de que la mayoría de las personas ya no estén interesadasen el uso de ropas a partir de nutrias ha ayudado a mantener estas leyes activas, y dado que ya no existe el mercado, las personas se limitan a la hora de cazarlas. Sin embargo, la gente sigue cazándolas por deporte pues son muy fáciles de encontrar y matar.

Los pescadores comerciales también las cazan a fin de reducir la competencia por los peces que desean capturar. Estos pescadores dependen una captura diaria para ganarse la vida y son conscientes de que las nutrias consumen grandes cantidades de peces todos los días.

La caza de la nutria es ilegal en muchas, si descubre que alguien está involucrado en estas conductas se debe reportarlo a las autoridades inmediatamente, y así proteger la vida de las nutrias.